El sector automovilístico es uno de los principales sectores de la economía rusa y lidera la cifra de facturación en relación a todas las demás ramas de la industria mecánica. Sin embargo, la contribución directa de la industria automotriz al PIB ruso no es muy grande, del orden del 1%. A pesar de ello, la industria del automóvil emplea a más de 150.000 personas, generando de 4,5 a 5 millones de empleos en el sector químico y metalúrgico, en la industria electrónica, así como en la fabricación de componentes de automoción y otros sectores de la economía cuyo buen funcionamiento depende directamente de la marcha de sector automovilístico.

En el 2012, en la Federación de Rusia se fabricaron 1.850.000 de vehículos, de los cuales 562,1 mil (una reducción productiva del 9% respecto a los resultados del 2011) son vehículos de marcas rusas y 1.287,9 mil (con un aumento productivo del + 22% respecto a los resultados del 2011) son marcas extranjeras. Asimismo, se fabricaron 380 mil automóviles de otros tipos, como camiones y vehículos especiales. La cifra global de fabricación en todos los sectores de automoción rusa en 2012 ascendió a 2.759 mil vehículos, lo que significa el sexto lugar en términos de ventas.

Antecedentes históricos

El primer automóvil fue lanzado al mercado ruso el año 1896, gracias a un esfuerzo conjunto de las fábricas de Frese y Yakovlev. No obstante, la industria del automóvil en el Imperio ruso era prácticamente inexistente antes de la revolución rusa, y había sólo una única planta de fabricación de vagones en Riga, la Ruso-Báltica, que fabricó un total de 451 automóviles.

En Rusia, la primera fábrica de automóviles propiamente dicha fue la planta moscovita AMO (ahora “AMO ZIL”), que fabricó una reducida serie de camiones desde el 1924. En 1931, la planta de automóviles AMO fue completamente reconstruida para adaptarse a la producción de automóviles a gran escala, y en 1932 comenzó a funcionar la planta GAZ en Gorki (Nizhni Nóvgorod), destinada a la fabricación tanto de vehículos ligeros, como de camiones con licencia de Ford. En 1947 comenzó su andadura la planta moscovita para vehículos de bajo consumo (posteriormente conocida como AZLK) que fabricaba, con equipamiento adquirido en Alemania, la versión soviética del Opel Kadett. En las décadas posteriores, se construyeron numerosas plantas de fabricación de automóviles en otras regiones del país (por ejemplo, la planta de automóviles de Zaporiyia, que fabricaba los automóviles más pequeños y económicos del mercado soviético, o el fabricante de camiones Fábrica de Automóviles de los Urales), pero la mayor parte de los vehículos se seguían fabricando en las tres plantas anteriormente nombradas.

La situación cambió por completo cuando comenzó a funcionar en 1970 una gran planta de fabricación de automóviles en Tolyatti (en la actualidad, conocida como “AvtoVAZ”), y otra, de gigantescas proporciones, destinada a la fabricación de camiones en Náberezhnye Chelny (KAMAZ). La planta en Tolyatti fue construida y equipada por la empresa Fiat. Los coches Fiat 124, producidos en esta fábrica, rápidamente se convirtieron en los más populares del país y se fabricaron en numerosas modificaciones (su producción se interrumpió definitivamente sólo en 2012). Al poco tiempo de entrar en funcionamiento, la planta pasó a fabricar sus propios modelos de coches, el mejor de los cuales fue el todoterreno ligero “Niva”, uno de los primeros todoterrenos del mundo con carrocería monocasco. La planta de fabricación de automóviles de Kama fabricó camiones pesados con un diseño original, los cuales hasta los años 90 no tuvieron competencia en el mercado ruso.

La transición a una economía de mercado supuso un duro golpe para los gigantes soviéticos del automóvil, con excepción de VAZ. La fábrica AZLK (que fabricaba el “Moskvich”) se clausuró, la planta ZIL redujo su producción a mínimos, la planta GAS dejó de fabricar coches. No obstante, durante la última década la situación ha mejorado en muchos aspectos, debido al crecimiento general de la economía rusa y la cooperación con consorcios internacionales del automóvil.

 
 

Report inaccuracy